‘Betito’ es Cultura

Mañana jueves 16 de agosto se estrenará una obra que formará parte de lo que ya se conoce como el boom del teatro peruano. Por lo visto en el afiche promocional, no tendrá nada que envidiarle a la exitosa puesta en escena racista del musical Hairspray. La obra se llama 2Inverti2 y es el resultado de la siempre inquieta creatividad de Efraín Aguilar, el recordado Regidor de Cultura del ex alcalde Luis Castañeda Lossio.

El mamarracho es una afrenta, desde el nombre hasta la cobertura en prensa. El activista Gio Infante lo explica de manera didáctica: “homofobia y racismo, el combo de Efraín Aguilar porque -según su propuesta- mejor invertido que casado con chola fea.”

En tiempos en que la indignación se ha vuelto un commodity en las redes sociales, a ver si tantas camisas rasgadas sirven para algo más que el puro exhibicionismo.

Carlos Cabanillas

Advertisements

6 comments

  1. A.

    Por alguna razón desconocida, mi mente me dice que cuando este tipo deje de hacer “el arte que el piensa hace” será el día que la televisión nacional cambie. Sus proyectos son mediocres.

  2. Yorik

    Yo les digo una cosa: gusta. Masivamente, en el Perú, gusta. Entonces hace plata. Entonces es exitoso. Entonces se hacen más barbaridades como esta. La cadena es sencilla. La indignación no produce efecto fuera de un círculo de críticos culturales, estigmatizada, además, como producto de la envidia. Betito no es el problema como tal, no lo será nunca. Es tan problema como la fiebre es problema del enfermo de meningitis. Como parte de una cadena de consumo, los principios que rigen el circuito son los que están viciados. Critiquemos a Betito, sí. Ese sujeto irresponsable tiene que saber que la gente un poco más atenta a los discursos socioculturales lo repudia. Pero tenemos que hacer algo con el público consumidor. Agruparnos y golpear en los colegios. Pasarle desinfectante a la masa que se desespera por la basura de la noche siguiente. Hacer campaña desde medios masivos. Exigir, por todas las vías posibles, que El Comercio deje de hacerle publicidad a cada capítulo de Al fondo hay sitio. ¿Qué clase de noticias son esas? Vamos a decirle a la sociedad que los niños merecen más. Vamos a decírselo a los niños mismos, a sus padres. No lo saben. Nosotros sí: estan sufriendo un grave daño. Esos programas no solo no sirven: son un flagelo.

  3. Alama

    “Agruparnos y golpear en los colegios. Pasarle desinfectante a la masa que se desespera por la basura de la noche siguiente.”
    Leo ese comentario y pareciera que el columnista de La ortiga de Correo ha resucitado. Es innegable que Betito produce programas plagados de estereotipos y escasos en creatividad, sin embargo no podemos caer en ese radicalismo. Por supuesto que es necesaria una ofensiva cultural y una revolución educativa, pero cuidemos los modos.
    En todo caso, y rescatando un punto positivo de esta puesta en escena, se agradece la reaparición en las tablas del maestro Jesús Delaveaux. Una especie de Ísola en el elenco del ex regidor.

  4. White Whale

    ¿Jesús Delaveux? No lo beatifiques, Alama, y no lo compares con Ísola. Una chamba es una chamba, después de todo, y a Delaveaux no le debe haber costado mucho aceptar: luego de haber sido amante de Laura Bozzo, ya no puede haber nada que lo espante.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s