Maldición eterna a quien lea estos versos

Una breve pero sustanciosa antología poética de Fernando Ampuero

El buen narrador Fernando Ampuero del Bosque (1949) insiste en que es poeta, a pesar de las aplastantes evidencias que lo desmienten. Incluso en su Antología Personal, publicada hace poco en Punto de Lectura, reincide con una  muestra de su obra lírica. Y como aquí en NMM festejamos la obstinación del talento creador, presentamos una apretadísima selección de los poemas del autor de “Paren el mundo que aquí me bajo”. Sírvanse, estimados lectores, como si fueran exquisitos canapés de los mejores tiempos del catering de Marisa Guiulfo. 

 

 

 

Mujer mojada

Mujer mojada vale por dos,

Mujer mojada por las lluvias y las humedades del deseo.

Mujer disponible, lista, oliendo a cueva y leña encendida,

Apenas cubierta por polito viejo (nunca camisón nupcial).

Mujer verde, violeta, amarillo patito, rojo cereza,

Cuyos libertinos labios ignoran la fatiga del ansia.

(…)

Mujer cobarde no vale un cuerno.

Mujer que pone cuernos algo roto y triste tiene que tener.

(…)

Dos mujeres mojadas valen la pena.

Dos mujeres que aman son mejor que una.

A menos que en una encuentres dos.

Mi medida del tiempo

Huye el tiempo, rumiando su crimen

Y yo lo sopeso en mis manos

Pues mido la vida en hojas de papel

                Kilos de historias

Y tan solo unos gramos de poemas

Pocas páginas para tanto placer y dolor

Pocas palabras para una larga vida

Voces simples: luz, viento, agua fresca

No fue posible la claridad de Catulo

Ni tampoco la epifanía de Kavafis

Pero al menos rasgué tus íntimos velos

Y me comí la luna a cucharadas.

El mejor lugar para llorar

El mejor lugar para llorar es la ducha

Se llora por todos lados

 

Tango del automovilista

Los hombres buscan huecos

Levantan paredes e inventan huecos

Acunan los brazos y siembran huecos

Los hombres anhelan huecos

Para amar, para morir, para estacionar

Juan Gonzalo Rose: sacúdete en tu cripta.

José Carlos Yrigoyen

Advertisements

22 comments

  1. laguna brechtiana

    Es poeta. Construye la anécdota. La vuelca en emoción y logra la metáfora irreversible. “Estoy expuesto en una vitrina, inmóvil e iluminado./Con etiqueta de precio. Ven a mí, ¡ven a mí, carajo!/ . V.H.

    • Edgar S.

      Cuándo no, Vladimir Herrera. Su defensa de la poesía de Ampuero es patética. Lea más, tío, lea más.
      Ssaludos
      Edgar S.

  2. Ceo

    NuuuooOOOOOO!!! PTM!!!! LOs leí!!!! Llamen al exorcista!!!! NuuuuooOOOOOOOOuuuooOOOOuuuOOOO!!!!! Fue peor que ojear un libro de Thays en Crisol!!!!!

  3. MIGUEL

    en primer lugar se dice “insiste en que es poeta”. Un gazapo que ustedes, que insisten en que son periodistas, no deberían permitirse. En segundo lugar, Ampuero realmente es muy malo como poeta, pero me hubiera gustado que explicarán por qué es así para ustedes.

    La antología de flores muertas está insuperable, me ha hecho reír.

    • josecarlosyrigoyen

      Vamos, no sea exagerado, Miguel. Por la rapidez de que nos descubran en la chamba posteando podemos cometer algún error de tipeo.
      ¿Necesitamos explicar, después de esos poemas, por qué Ampuero es malo? Eso es redundar.
      Gracias por leernos.
      JC

  4. Salvador Pariona

    Buen remate: “Juan Gonzalo Rose: sacúdete en tu cripta”. Épico.

    Con esto hubiera vastado para convencernos a todos:
    “El mejor lugar para llorar es la ducha
    Se llora por todos lados”

    Se ahorraban el tiempo y el esfuerzo de transcribir lo demás.

  5. Salvador Pariona

    ¿Qué dirá Ampuero? ¿Estallará de rabia? ¿Los pondrá en su lista negra? ¿NMM será atacado por la COFRADÍA?

  6. Javier

    José Carlos, eso de “El mejor lugar para llorar es la ducha. Se llora por todos lados”, no está mal.

  7. Rivin

    Estimado José Carlos: Eres más malo haciendo que leamos estos mamarrachos impresentables que, incluso, cuando se te va de las manos un tiro a media distancia que va a 5 km/h. Un abrazo. Rivin

  8. Juan Carlos Ortecho

    Ese verso de la ducha (y todo los demás, en realidad) me ha hecho acordar a un chiste cubano. Un tipo pregunta: “Doctor, ¿me puedo bañar con diarrea”. El médico contesta: “Claro, si le alcanza”

  9. Cero por la boca

    Perfecto final, llora Rose. Y se creía Bukowski, que abusivo. Como narrador tampoco es la gran cosa, normalón nomas, señor Yrigoyen tuvo un exceso de generosidad.

  10. Un Pata Orco

    SOlo quiero saber una cosa. UNa cosa mínima, anecdótica, pero que a la luz de los acontecimientos actuales puede resultar crucial, sintomática y, por qué no, hasta cataclísmica: ¿ESTO NO CUENTA COMO BULLYING?

    Un poco, si no de seriedad, de responsabilidad, señores. Sí.

  11. Tócala, Sam

    Yo creo que Yrigoyen es el primer promotor del bullying literario en el Perú. Esa es su consigna, apanar a sus víctimas sin misericordia. Primero con esas líneas primorosas sobre la baluarte de la generación Jockey Plaza; la geniecilla terminó seguramente en un diván. Ahora con el mejor amigo del enano. Después de leer este antología cargada de lirismo, el discípulo aplicado de Bukowski debe errar abrazado a su José Cuervo por las calles de Dasso. ¿Qué seguirá? ¿Una éxegesis a las páginas más intensas del notable narrador Alonso Cueto, quizás? Esperamos ansiosos por eso.

    • josecarlosyrigoyen

      Gracias por tus amistosas palabras. Prometo no decepcionarte en el futuro. Ni a Cueto, of course.

  12. Santiago

    Ayer, en el programa de Marco Aurelio Denegri, Ampuero no tuvo reparos en repetir su ya inmortal verso sobre la ducha. Se nota que está muy orgulloso de él.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s