La sospecha como punto de partida

Hace unos días tuve una pequeña polémica en Twitter con Roberto Bustamante, más conocido como El Morsa, a raíz del post que Cabanilllas escribió sobre Arturo Goga. Bien. Roberto cuestionaba el método periodístico de sospechar tanto del mensaje como de la fuente. Para él, que no es periodista sino científico, eso emparentaba a los periodistas con los enloquecidos fanáticos de las teorías de la conspiración. Luego, ha articulado sus ideas en este post.

Estoy de acuerdo con Roberto en un hecho: la sospecha infundada, sin método ni propósito, no es ni novedosa ni tiene como consecuencia resultado alguno. Sin embargo, comparar la sospecha como punto de partida periodístico con la sospecha gratuita a la que refiere Eco cuando desbarata el “pensamiento conspirativo” es un gran error.

La sospecha periodística debe partir de un asidero real: una información incongruente, un rumor sostenido, un documento oficial dudoso, una declaración incierta. A partir de ello, la sospecha  permite aplicar un método de investigación que consiste en confirmar qué de cierto o no hay en el tema elegido, recogiendo y contrastando versiones, cotejando fuentes, de tal forma que se convalide o rebata eso de lo que se ha dudado. El periodista, a diferencia del conspirador, no busca “la gran mente detrás de todo”, sino lo pequeño –en escala- pero significativo: la compilación de información veraz y su articulación de tal forma que eso que ha hallado dé luces que se querían ocultas. Es decir, el periodista no sospecha como fin, sino como medio. El objetivo del conspirador es sospechar.

Todo aquel que ha llevado la carrera o que la ha dedicado un mínimo de tiempo a pensar la profesión sabe que un periodista no puede asir la verdad, y por eso no la busca como entelequia, como absoluto. Toda pieza periodística es de por sí una versión parcial de la realidad, contaminada, dicho sea de paso, por su narratividad. La ambición de todo relato periodístico es la veracidad, que es la atención más fidedigna posible a los hechos. El conspirador, de otra manera, piensa que la verdad existe y está escondida. Es más, cree saber quién la esconde. El periodista no se permite tanto: piensa y da importancia a los hechos pequeños pero significativos, no a la Historia. El teórico de la conspiración cree ésta se puede reducir a a una explicación única y unívoca.

No voy a insistir, por su nimiedad, en el caso de Goga, donde dicho sea de paso no hay periodismo de investigación (no es la pretensión de este blog), ya que apenas se ha hecho evidente un conflicto de interés (para lo que solo basta inferir). El periodismo peruano ha dado excelentes ejemplos de esta especialidad, incluso en tiempos recientes. Piénsese, sin ir muy lejos, en la investigación de Milagros Salazar en IDL Reporteros sobre la pesca. ¿Qué hizo? Recabar un rumor sostenido entre pescadores (que la pesca declarada no coincidía con la pesada, lo que afectaba no solo al Estado sino a ellos); sospechar de las fuentes oficiales, que se negaron a proveer la data para su cotejo; encontrar la información, confirmarla y procesarla; para finalmente hacer la denuncia. Es decir, sospechó de todo: del Estado, de las empresas pesqueras e incluso de las propias versiones de los pescadores, que solo luego confirmaría (e imagino que parcialmente). ¿Qué hubiera ocurrido, en cambio, si la periodista no hubiera dudado de la información que recibió, ni de las motivaciones de quiénes propalaron la información oficial?

Que haya loquitos que le echen la culpa de todo a la CIA o al Club de Bilderberg es otra cosa (y a eso se refería Eco). Para un periodista profesional, sospechar es una obligación: de la fuente, de la motivación de la fuente, de lo que aparece, de lo que no aparece, del mensaje, del emisor del mensaje. Es una manera de pensar,  ver y entender la realidad. Una visión incómoda, sí, pero necesaria. (Jerónimo Pimentel)

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s