Ni con magia

Razones por las que el Perú no clasificará para Brasil 2014


Tres partidos de eliminatoria mundialista, tres puntos. Ese es el Perú de los cuatro fantásticos, del técnico de selección más endiosado en décadas, el que está de vuelta en el demagógico y huachafo comercial de Movistar. Es una selección tan ligerita como la de Uribe, Maturana y Ternero, solo que con más orden y más ganas de hacer las cosas. Pero está claro que eso no basta para ir a un Mundial. Para ir a un Mundial se necesita un fútbol local medianamente competitivo a nivel internacional, y Perú no lo tiene (el ejemplo más reciente es el Vasco 5 Universitario 2), como no lo tiene Colombia o Bolivia, que tampoco van a ir a la cita brasileña.

Se necesita, además, una estructura futbolística creíble, y con Burga y sus secuaces eso es sencillamente imposible. Miren a Chile nomás, que con la misma selección anodina de la eliminatoria 2006, se convirtió en un equipo temible en el Mundial del 2010, al que clasificó con brillantez y holgura. Que Marcelo Bielsa fuera el técnico es solo una parte de un todo: otra parte importante, imprescindible, era el presidente de la Federación, Harold Mayne-Nicholls, hombre lúcido, culto y pragmático que respaldó y colaboró en fortalecer la base donde el trabajo del Loco y sus muchachos tenía que desarrollarse.

Sergio Markarián es un muy buen entrenador de fútbol que siempre ha ganado títulos con planteles de nivel. Hace magia, pero no milagros. Sabe administrar lo que tiene y con lo que tiene suele superar expectativas, pero no necesariamente corona las grandes metas que ha tenido en su carrera: con Cristal en la Libertadores, el Panathinaikos en la Champions y Perú en la Copa América llegó a altas instancias, pero no se llevó el título en ninguno de los tres casos. He leído por ahí en el Facebook que no debemos preocuparnos, porque Markarián, con Paraguay en la eliminatoria del 2002, perdió sus dos primeros partidos y luego clasificó a los guaraníes a Corea-Japón. Pero eso es contar solo un lado de la historia: la otra parte es que en esa ocasión tenía a la base del fortísimo Paraguay de Francia 98. Ahora, en la misma condición, tres puntos en tres encuentros, tiene como base a la horrenda selección de Chemo del Solar, colera (cólera) indiscutible en el anterior proceso eliminatorio.

Solano –aquel jugador que en la selección siempre dio la tercera parte de lo que podía dar- tiene razón cuando afirma que eso de los cuatro fantásticos nos hace quedar en ridículo frente a la prensa e hinchadas de los otros países. Yo agregaría que además, nos hace daño a nosotros mismos al sobredimensionar con ese apelativo a un conjunto de jugadores que son sin duda muy talentosos, pero ninguno de ellos es Higuaín, Forlán o Suárez. Triunfan en un torneo como la Bundesliga donde al menos diez equipos tienen una defensa aún más miserable que la de Bolivia. He visto algunos partidos de la liga alemana y me pregunto si hay algo más fácil que hacerle un gol al Bochum o al Mainz 05; no son más (y podrían ser menos) que las zagas de Guatemala o El Salvador. Y para terminar, el loco Vargas juega en un equipo de media tabla de Italia. ¿Esos son nuestros cuatro fantásticos? ¿Cuántas Champions suman? ¿Cuántos trofeos internacionales reposan en las vitrinas de sus casas? (No me cuenten lo de la Intercontinental 2001 de Pizarro, que solo jugó un minuto). Con la excepción de Bolivia, todos los demás equipos tienen jugadores iguales o mejores que los nuestros. Casi todos tienen algún jugador en un equipo de primer nivel; nosotros no. ¿Cuántos jugadores peruanos juegan en el Manchester, en el Barcelona o en la Juventus, como es el caso de Valencia, Alexis Sánchez o Estigarribia? (Por no mencionar a los uruguayos o a los argentinos). Cada eliminatoria cometemos el mismo error: nuestros jugadores comienzan ante nuestros ojos como superhéroes y terminan a los cinco partidos como alcohólicos irrecuperables.

Tenemos pues, poco. Es cierto que es bastante más que lo que tuvimos en los noventa, pero igual es poco y en el concierto latinoamericano, en calidad, estamos entre un sétimo y octavo lugar, que es más o menos nuestro puesto en la tabla de las cuatro últimas eliminatorias. Con un técnico capaz y una estructura dirigencial sólida acaso llegaríamos a un sexto o quinto puesto, pero apenas tenemos una variable de esa ecuación, y como ya hemos repasado, así no se puede. Solo un dato para terminar: hace quince partidos que Perú no gana de visita en partidos eliminatorios. Esa es la realidad. Digan lo que digan algunos periodistas argentinos  (que en el fondo se cagan de risa de nuestro fútbol) lo mejor que podemos hacer es pensar desde ya en el Mundial de Qatar. (José Carlos Yrigoyen)

Advertisements

21 comments

  1. Fernando Meléndez

    100% de acuerdo y agrego, la prensa endiosa sin base solida a estos “ídolos” con pies de barro y ahorita mismo les va a duro cual piñata. Al mundial vamos a ir pero cuando este se juegue en Marte.

  2. El Boliviano

    “Para ir a un Mundial se necesita un fútbol local medianamente competitivo a nivel internacional”. Aunque eso sería lo ideal, no sucede en la realidad. Pues, ¿acaso Bolivia tuvo un fútbol competitivo a nivel internacional cuando clasificó a Estados Unidos 1994? ¿Cuántas “champions” sudamericanas (Libertadores) tienes Bolivia?
    Chile no gana la Libertadores desde hace 20 años, (Colo Colo en 1991) y estuvo en Sudáfrica 2010. A veces las selecciones son una isla, como pasa con Venezuela, cuyo fútbol nunca ha sido medianamente competitivo a nivel internacional (jamás llegó a la final siquiera como SC en 1997 o la U en 1972), pero ya se tumbó a la Argentina de Messi y está en el primer lugar de la tabla de la clasificatoria con 7 puntos. Entonces estas “razones” ya huelen bien feito… por decir lo menos.
    Otra cosa, mariposa… ¿Cuántas Champions (Copas de Europa) acumularon Cubillas, Uribe y Hugo Sotil (que jugó en el Barcelona)? Seamos realistas. Tenemos un delantero que es el extranjero que ha metido más goles en Alemania, eso no es moco de pavo (no incurramos en la típica actitud de peruano que menospreciar al peruano que está haciendo bien las cosas porque me hacen acordar a Raúl Romero antes del 2010… “sí, pero es VLL es un resentido y nunca ganó el Nobel”). ¿Cuántas Champions ganaron Maradona y Pelé? Claro, si Pelé ni siquiera jugó en Europa…
    Que en la selección Pizarro no meta goles, esa es otra historia. El tridente ofensivo peruano no está por encima de las delanteras de Argentina o Uruguay y creo que sabemos que estamos por debajo de esos equipos; pero Pizarro, Guerrero y Farfán tienen más peso que una delantera estelar de Chile… Bolivia, Venezuela, Ecuador, Paraguay o Colombia que sí con rivales directos.
    Es cierto que tenemos poco, pero tenemos más que otros. Ni en nuestra época dorada nuestros mejores futbolistas han logrado lo que se está logrando ahora, hay que decirlo y no subestimarlos, porque ese floro de que “Vargas juega en un equipo de media tabla” nos hace pensar que un equipo de media tabla de Italia sería como uno de acá y la diferencia es abismal. No se olviden que un crack de la Fiorentina fue precisamente el goleador histórico de Argentina Batistuta (¿lo conocen?). Sí, el Batigol que clasificó a varios mundiales –que es precisamente lo que todos queremos- sin haber ganado ninguna Champions y siendo la figura del seleccionado argentino durante años a pesar de jugar en un equipo “de media tabla”. ¡Por favor!
    Tenemos poco, pero no para rendir tan poco. Una cosa es estar muy lejos del mundial y otra cosa ningunear a jugadores que son lo mejor que tenemos y no son poca cosa.

  3. Jose

    Talvez este artículo tendría alguna credibilidad si lo hubieras escrito ANTES del partido contra Ecuador. Es tan fácil criticar después de dos derrotas.

  4. Reymi Cantuarias

    A ver, algunas cosas que revisar:

    “como no lo tiene Colombia o Bolivia” Paraguay tampoco tiene un fútbol local competitivo y mucho menos Venezuela. El torneo local de Chile es más serio y ordenado, pero tampoco es para perder la cabeza (y no me vayas a decir ahora que “La U de Chile…”… Un Universitario quebrado, al borde de la desintegración, casi se mete en semifinales de ese enigmático torneo llamado Copa Sudamericana). A Ecuador, qué duda cabe, lo ayuda la altura de Quito. Al menos, esta vez parece que sí, pues el partido que le planteó a Paraguay en Asunción fue deplorable. Cero nivel futbolístico. Cero absoluto e incluso menos. Inventaron un nuevo deporte esos señores y nada estético ni efectivo, por cierto, variante improvisada del frontón

    “Miren a Chile nomás, que con la misma selección anodina de la eliminatoria 2006, se convirtió en un equipo temible en el Mundial del 2010”. No seas malo. Chile tiene más “fantásticos” que nosotros y que el promedio de selecciones sudamericanas. De los media tabla, solo Colombia se le acerca en número de jugadores con recorrido internacional (es decir, con preparación física, táctica y técnica de Primer Mundo). Que te parezca anodino… Estás en tu derecho, pero los hechos indican que su nivel, jugador por jugador, está muy por sobre el de varias selecciones contra las que compitió para lograr un cupo mundialista. Esta vez es la misma historia.

    “no necesariamente corona las grandes metas que ha tenido en su carrera: con Cristal en la Libertadores, el Panathinaikos en la Champions y Perú en la Copa América llegó a altas instancias, pero no se llevó el título en ninguno de los tres casos”. Que yo sepa, nadie le está pidiendo al buen Markarián que logre títulos. Con que arañemos el medio cupo y vayamos al repechaje (aunque lo perdamos) ya es un montón para los recursos con los que cuenta y la preparación de nuestros rivales.

    “Solano –aquel jugador que en la selección siempre dio la tercera parte de lo que podía dar- tiene razón cuando afirma que eso de los cuatro fantásticos nos hace quedar en ridículo frente a la prensa e hinchadas de los otros países” Ridículo era ver trotar al “Maestrito” cuando jugaba por la selección y verlo ahora dar clases y ser citado como fuente cuando él jugó en el… Newcastle… ¡PLOP! Nota: a mí la chapa me parece un tetudez, pero yo no le daría vela en el entierro. No debería entrar en un diagnóstico sobre el desempeño de esta selección que es pobre y hasta el momento honrada (¿o no es conmovedor lo de Retamoso?), y sobre la que no habría que cargarle ni grandes expectativas ni vaticinios funestos (aunque normalmente estos últimos le sirven bastante a la selección: muchas veces, cuando creemos que no pueden, ganan… y normalmente también viceversa, je).

    Además, qué mala leche lo de la Budesliga. O sea, sí, tu descripción hace un contrapeso positivo a quienes piensan que la Liga Alemana es tanto o cuanto, pero tampoco es cuento, pues. De lo contrario, muchos de sus goleadores no funcionarían luego en otras ligas o muchos goleadores de medio pelo tendrían el record de Pizarro, dado que se enfrentan a “defensas peores que las de Guatemala”. Y no es taaan así. Los equipos recién ascendidos, como en todas partes del orbe (liga inglesa, española, italiana) se comen goleadas apabullantes, pero eso no desmerece el torneo en mención. ¿O vas a decir que Messi es Messi solo porque juega en una liga donde solo dos equipos son importantes? Así ningún jugador merece atención, pues. Ojo que no estoy comparando a Pizarro con Messi. Sé que tu comentario apunta a que no debemos esperar tanto de jugadores buenos, pero no fantásticos, de ligas buenas, pero no fantásticas. Pero me parece que tu argumentación se va un poco al otro extremo y tampoco tampoco, como dice Kenyi.

    Además, la chapa le cae a Guerrero por lo que hace en la selección. Será un jugador del montón cuando juega en el triste Hamburgo, pero desde la Copa América muestra un nivel superlativo con la camiseta de la selección. Y mejor así. ¿Para qué quiero un Pizarro figura en el Bayern y jodido en la selección, si puedo tener un Santa Cruz en un equipo mediocre (ya no jugaba en el Bayern para ese entonces), pero que llevó a su selección al Mundial a punta de goles? Lo mismo te diría de Vargas: todavía tenemos en la retina sus corridas por izquierda, llevándose puestos a defensas italianos y de selecciones sudamericanas… No es un crack. Nunca lo será. Pero le ponen el chaplín porque la suda… Lo de Farfán es caso aparte… Él sí me parece un gran jugador a secas desde que jugaba en Alianza. Y Pizarro se ha colado por su récord y por el pase gol contra Paraguay y el empuje contra Chile. No es poco. ¿Alcanza para ser “fantásticos”? Esa pregunta es más importante para los vendedores de periódicos que para los comentaristas deportivos. Al menos yo ya estoy harto de que en la tele se cobre un sueldo de comentarista para decir cosas como “la selección no camina por el apodo de los cuatro fantásticos”. O sea, no se la lleva más fácil ni Maturana cobrándole a la FPF desde el hipódromo.

    “¿Cuántos jugadores peruanos juegan en el Manchester, en el Barcelona o en la Juventus, como es el caso de Valencia, Alexis Sánchez o Estigarribia?” Eso no les garantiza nada a esas tres selecciones. Si Ecuador va al Mundial, es por la altura (no es pica, solo recuerdo el horrible, deprimente Paraguay – Ecuador que casi me vuelve un emo del fútbol… Y bueno, solo pudo encajarle dos goles ¡al equipo B de Venezuela! ¡en la altura de Quito!), no por Valencia, que no lució hasta ahora más de lo que ha lucido, por ejemplo, Martins, el bolivianito que no juega en el Manchester ni mucho menos. No nos vayamos al tono más acomplejado del discurso, pues. Si Chile va al Mundial, no será por Sánchez (de ocho o nueve puntos), sino porque tienen harta gente de 6 o 7puntos (los reemplazantes de los cinco juergueros chilenos juegan mejor que algunos de nuestros titulares indiscutidos). Y Paraguay no irá al Mundial ni de a huevas. Estigarribia está más solo… Y tampoco es que sea una súper estrella.

    “Tenemos pues, poco. Es cierto que es bastante más que lo que tuvimos en los noventa, pero igual es poco” Es cierto…

    “y en el concierto latinoamericano, en calidad, estamos entre un sétimo y octavo lugar”. No lo creo… En calidad, Argentina y Uruguay nos aplastan, Chile y Colombia nos superan con cierta holgura, pero los demás estamos ahí, como una desproporcionada clase media que se juega sus mejores fichas, pocas, para sentirse “de otro level”.

    Mira, si Perú logra, no diré el milagro, pero sí el difícil objetivo de ganarle a una Colombia confusa en Lima (lo de confusa es lo que me da más esperanzas, aunque nuestra fama de “levantamuertos” es por todos conocida), aunque nos metan 10 goles en Montevideo ya hemos dado ese pequeño paso en el concierto sudamericano, pero grandísimo para la peruanidad.

    ¿Por qué?

    Porque Colombia es rival directo y no anda en su mejor momento. Es vital que aprovechemos eso. Eso sí: no le ganamos y chau. Y espero entonces la agonía de siempre… Y que saques un post aún más lapidario que este, que leeré callado y lacrimoso.

    Porque Ecuador de visita, al menos hasta el momento, muestra casi nada (y no lo digo solo por el partido que he mencionado varias veces, sino por la CA y los amistosos con selecciones paupérrimas que jugaron antes del debut en las eliminatorias tan solo para ganar moral… Y les sirvió, jua). No es noticia que adolecen de recambio generacional, por más que AGuinaga quiera tapar el solo con un dedo. Grandazos, correlones y todo lo que tú quieras, pero muy poco más.

    Porque Venezuela es un equipo ordenado y recio, pero ganable en Lima (la Eliminatoria pasada le ganamos con un Equipo B, gol del zorro alva (¡!), cosa que en el Perú suena a chiste, y esa Venezuela ya “había crecido”).

    Porque no juega Brasil y esta es, desde hace un tiempo verdaderamente preocupante, una de las peores Argentinas, en juego en conjunto, que se ha visto en muchísimo tiempo. ¡Bolivia, la peor selección por lejos, le sacó un punto en BB AA y nosotros uno en Lima en la Eliminatoria pasada (había Messi y el Riquelme que las tribunas gauchas ahora corean), con la “selección” de CHEMO!!!!!!, ¿cómo no permitirnos especular ahora, con un seleccionador sideralmente superior???!!!

    Porque a Uruguay TODOS lo van a sufrir cuando lo reciban en casa. Y en Montevideo ni qué decir…

    Porque a Paraguay ya se le ganó y bien ganado (yeee).

    Porque contra Chile, acá en Lima, nos jugamos la historia. Y a lo mejor la perdemos… Si tuviera que apostar…

    Pero, en fin, se puede dar pelea por todo lo que ya señalé… Creo que hay oportunidades… No le carguemos piedras al saco ni con estúpidos triunfalismos ni con un pesimismo desproporcionado y lastimero. Ni tan, tan ni muy, muy, estimado poeta.

    • Kevin

      Tienes razón en algunas cosas, pero no puedes negar que Ecuador y Paraguay están en cambio generacional, Chile está destrozado no por Borghi sino por esos capitalistas desgraciados que serrucharon a Mayne-Nicholls y que siempre criticaron a Bielsa quien renunció porque la gente no vota en las elecciones, en España el Madrid y Barcelona los accionistas realizan votaciones para elegir al nuevo presidente y por ende tienen que hacer campaña para ganar el voto (ejemplos más claros son Florentino Pérez y Joan Laporta) y Colombia con el escándalo del Bolillo Gómez se suicidó al tener que cambiar a un buen entrenador en el comienzo de un proyecto nuevo y poner a su asistente a cargo en lugar de buscar un entrenador mejor (¿no te hace acordar las comisiones mundialistas que habían en el Perú?)…

      Fuera de eso, no puedes negar que si no se tiene una liga al menos ordenada y con CLUBES de verdad es mucho más difícil clasificar al mundial (mira el partidazo que hizo Guevara en Ecuador o los laterales naturales que tenemos como Vílchez y Revoredo)… y es como dijo Don Sergio Markarían: “Si yo tuviera poder, haría todas las reformas que el fútbol peruano necesita hacer, pero no puedo”. En este momento no hay suplentes de calidad, no tenemos laterales (Vílchez y Revoredo no son laterales), no tenemos un cerebro como antes teníamos a Cueto o Palacios… eso sólo se solucionará cuando los clubes tengan inviertan lo necesario en divisiones inferiores que ahora mismo no lo hacen y es como dijo César Hildebrandt:

      “Lo peor es la prensa deportiva peruana. Fujimorizada hasta el alma, desbravada por Burga y antes por Delfino, endulzada por la autoridad y habituada a hacerle creer a la gente que el San Martín es un buen equipo y que Alianza Lima es un club de fútbol (y no una farsa), la prensa deportiva peruana se sube al vagón del resultado y se mimetiza con el que logró el éxito.

      Duela a quien le duela, Alianza, U, Cristal y demás “grandes” no son clubes, son equipos de barrio con muchos hinchas…

  5. carlos moran jimenez

    Perú tiene que ganar sus partidos de local, de visita siempre va a perder o empatar por hay que saca un empate, es la lógica. Tu post hubiera sido ideal antes de empezar la eliminatoria, no cuando Perú ha perdido dos partidos, no puedes comparar a Markarián con Chemo ni Ternero, no seasss malooooo!!!!! Markarian si chambea, chemo llamaba jugadores que veia por youtube…!!!

  6. mdc0153

    “Tan difícil es ser equilibrado”. Si ganamos dos partidos seguidos salen los optimistas y vendedores de humo a decir: “Vamos por la Copa del Mundo”, “España se corre de nosotros” XD!, etc. Si perdemos dos partidos seguidos salen los pesimistas y amargados a decir “los jugadores no se toman la selección en serio”, “tenemos un equipo mediocre”, “yo siempre dije que Perú no tenia argumentos para clasificar”.
    Señores por favor equilibrados que una victoria no nos maree ni una derrota nos tumbe; la eliminatoria (clasificatoria según el gusto) es larga y mientras se conserve los puntos de local y se saque 3 o 4 afuera se asegura uno la clasificación, así que olvidémonos de los titulares “Razones por las que Perú no clasificará”, Reymi te robaste la nota, leer tu comentario es mas equilibrado que la nota principal.

  7. Kevin

    Tienes razón tío… pero DEPENDE DE NOSOTROS creernos el cuento de la prensa o no. Además, como has dicho, no sólo se necesita de un buen entrenador sino también una buena liga, con clubes que produzcan talentos de exportación o al menos buenos jugadores que sean refuerzos para la selección basta con mirar los “cracks” extranjeros que tiene el fútbol peruano, son jugadores fracasados que clubes miserables como la U, Alianza o Cristal fichan en lugar de darle la oportunidad al jugador nacional, gastan un montón de dinero en fichajes o sus “presidentes” se lo roban en lugar de invertirlos en las divisiones menores (ejemplos Candelo, Montaño, entre otros), instalaciones y demás.

  8. matamosmenos

    Buenas tardes a todos los lectores de NMM:

    Parece que he tocado nervio; qué digo nervio, toda la médula entera. Vamos por partes, con el respeto debido. Quiero comentar algunos argumentos de Reymi y del visitante apodado El boliviano.Como van más o menos por el mismo sitio, los comentaré en una sola tanda:

    a) “como no lo tiene Colombia o Bolivia” Paraguay tampoco tiene un fútbol local competitivo y mucho menos Venezuela. El torneo local de Chile es más serio y ordenado, pero tampoco es para perder la cabeza (y no me vayas a decir ahora que “La U de Chile…”… Un Universitario quebrado, al borde de la desintegración, casi se mete en semifinales de ese enigmático torneo llamado Copa Sudamericana). A Ecuador, qué duda cabe, lo ayuda la altura de Quito. Al menos, esta vez parece que sí, pues el partido que le planteó a Paraguay en Asunción fue deplorable. Cero nivel futbolístico. Cero absoluto e incluso menos. Inventaron un nuevo deporte esos señores y nada estético ni efectivo, por cierto, variante improvisada del frontón”

    Este párrafo contiene algunas inexactitudes y ambiguedades que es preciso aclarar. Me gustaría que vieras la tabla de puestos de la Libertadores por países desde que la eliminatoria es de todos contra todos, y vieras la notable relación que hay entre los que están primeros en esa tabla y los que califican al Mundial desde 1998. Me gustaría, también aclarar eso de que “la U casi se mete a las semifinales”.. apenas Vasco puso el pie en el acelerador acabó con un equipo que se derrumbaba ante cada incursión de los brasileños. Para que no me digan que soy anti U, diré que hace muchos años que un club peruano no saca de una instancia decisiva a un club brasileño o argentino en Libertadores. ¿Crees que no hay relación entre el subcampeonato de Cristal del 97 y la casi clasificación de Perú a Francia 98? ¿Realmente lo crees?. Colombia hace años que no gana nada en clubes (o trasciende siquiera) y hace doce años que no va a los mundiales. ¿Es una casualidad diabólica eso? Hay que ser realistas: basta que a un club peruano, cualquiera que este sea, se enfrente con un argentino o brasileño (o chileno, paraguayo, ecuatoriano) en unos cuartos o semifinales de la Libertadores para que le diga chau al torneo. Dame un caso contrario desde que Cristal consiguió la Libertadores del 97 (hace catorce ediciones) y hablamos.

    b ) “Miren a Chile nomás, que con la misma selección anodina de la eliminatoria 2006, se convirtió en un equipo temible en el Mundial del 2010″. No seas malo. Chile tiene más “fantásticos” que nosotros y que el promedio de selecciones sudamericanas. De los media tabla, solo Colombia se le acerca en número de jugadores con recorrido internacional (es decir, con preparación física, táctica y técnica de Primer Mundo). Que te parezca anodino… Estás en tu derecho, pero los hechos indican que su nivel, jugador por jugador, está muy por sobre el de varias selecciones contra las que compitió para lograr un cupo mundialista. Esta vez es la misma historia.

    Chile debe tener más fantásticos que nosotros, en efecto, porque nosotros, como ya expliqué, no tenemos ninguno. Pero esos mismos buenos y hasta excelentes jugadores fracasaron con el futbol mas mediocre que recuerdo en la eliminatoria del 2006, y eso no es una opinión: es un hecho. Las cosas como son. Bielsa hizo mucho por esa generación, la formó, le dio un norte. Cosa que ningún entrenador peruano, incluido Markarían (para ustedes, San Markarian) ha logrado hasta ahora. En cuanto a lo de Colombia, lo mismo. Tienen buenos jugadores, pero una dirigencia lamentable (solo un dirigencia lamentable puede contratar a Leonel Alvarez) y así les va. Juegan como el orto. La misma prensa colombiana advierte la “peruanización” de su fútbol. Y tienen toda la razón.

    c) “no necesariamente corona las grandes metas que ha tenido en su carrera: con Cristal en la Libertadores, el Panathinaikos en la Champions y Perú en la Copa América llegó a altas instancias, pero no se llevó el título en ninguno de los tres casos”. Que yo sepa, nadie le está pidiendo al buen Markarián que logre títulos. Con que arañemos el medio cupo y vayamos al repechaje (aunque lo perdamos) ya es un montón para los recursos con los que cuenta y la preparación de nuestros rivales.”

    Yo tampoco le pido a Markarián que gane títulos (lee bien). Lo que estoy mencionando es que no siempre logra sus objetivos, y la clasificación de Perú es su objetivo actual . Y hasta Markarián tiene sus límites: no puede sacar jugadores de donde no hay. Todo lo que consiguió lo hizo dentro del ámbito de lo razonable con el material que tenía. Eso es lo razonable, y a Markarián le pasa a veces lo que mejor le puede pasar dentro de lo razonable. Y clasificar a Perú, a este Perú, no lo es.

    d) “Solano –aquel jugador que en la selección siempre dio la tercera parte de lo que podía dar- tiene razón cuando afirma que eso de los cuatro fantásticos nos hace quedar en ridículo frente a la prensa e hinchadas de los otros países” Ridículo era ver trotar al “Maestrito” cuando jugaba por la selección y verlo ahora dar clases y ser citado como fuente cuando él jugó en el… Newcastle… ¡PLOP! Nota: a mí la chapa me parece un tetudez, pero yo no le daría vela en el entierro. No debería entrar en un diagnóstico sobre el desempeño de esta selección que es pobre y hasta el momento honrada (¿o no es conmovedor lo de Retamoso?), y sobre la que no habría que cargarle ni grandes expectativas ni vaticinios funestos (aunque normalmente estos últimos le sirven bastante a la selección: muchas veces, cuando creemos que no pueden, ganan… y normalmente también viceversa, je).

    A ver: me parece poco serio que un argumento no pueda ser tomado en cuenta porque quien lo dijo no fue un gran jugador. Según tu lógica, si un jugador de la sexta division de Rumania da un comentario acertado sobre el mal rendimiento de su selección, es un argumento descalificable per se, porque el que lo hizo no sabe patear penales. Bacán.

    d) “Además, qué mala leche lo de la Budesliga. O sea, sí, tu descripción hace un contrapeso positivo a quienes piensan que la Liga Alemana es tanto o cuanto, pero tampoco es cuento, pues. De lo contrario, muchos de sus goleadores no funcionarían luego en otras ligas o muchos goleadores de medio pelo tendrían el record de Pizarro, dado que se enfrentan a “defensas peores que las de Guatemala”. Y no es taaan así. Los equipos recién ascendidos, como en todas partes del orbe (liga inglesa, española, italiana) se comen goleadas apabullantes, pero eso no desmerece el torneo en mención. ¿O vas a decir que Messi es Messi solo porque juega en una liga donde solo dos equipos son importantes? Así ningún jugador merece atención, pues. Ojo que no estoy comparando a Pizarro con Messi. Sé que tu comentario apunta a que no debemos esperar tanto de jugadores buenos, pero no fantásticos, de ligas buenas, pero no fantásticas. Pero me parece que tu argumentación se va un poco al otro extremo y tampoco tampoco, como dice Kenyi.“¿Cuántos jugadores peruanos juegan en el Manchester, en el Barcelona o en la Juventus, como es el caso de Valencia, Alexis Sánchez o Estigarribia?” Eso no les garantiza nada a esas tres selecciones. Si Ecuador va al Mundial, es por la altura (no es pica, solo recuerdo el horrible, deprimente Paraguay – Ecuador que casi me vuelve un emo del fútbol… Y bueno, solo pudo encajarle dos goles ¡al equipo B de Venezuela! ¡en la altura de Quito!), no por Valencia, que no lució hasta ahora más de lo que ha lucido, por ejemplo, Martins, el bolivianito que no juega en el Manchester ni mucho menos. No nos vayamos al tono más acomplejado del discurso, pues. Si Chile va al Mundial, no será por Sánchez (de ocho o nueve puntos), sino porque tienen harta gente de 6 o 7puntos (los reemplazantes de los cinco juergueros chilenos juegan mejor que algunos de nuestros titulares indiscutidos). Y Paraguay no irá al Mundial ni de a huevas. Estigarribia está más solo… Y tampoco es que sea una súper estrella.”

    e) La Bundesliga es un torneo con algunos equipos de nivel, pero también tiene muchos de los otros (¿Te puedes soplar completo un Hertha-Mainz? yo ni a balas) Lo que quiero decir es que sobredimensionamos un torneo en el que ponemos nuestros ojos más que lo normal, cuando en las demás selecciones hay jugadores igual o mejores de los nuestros. Y me refería, sí, a ese apelativo idiota de los cuatro fantásticos que se le ha puesto a los cuatro mejores jugadores de la selección que tenemos. Solo Argentina, Brasil o Uruguay tienen jugadores para poner esas chapas exageradas. Es por eso que cada vez que nos ganan, nos sacan el mote en cara. No es que quiera destruir a estos jugadores: es solamente aclarar que son buenos, pero no son extraordinarios ni fuera de serie. ¿Se imaginan si un jugador peruano jugara en el Barza? Con lo exististas que somos, le haríamos un monumento en la Plaza San Martín.

    ¿Una muestra más de que no son tan “fantásticos”? El una y otra vez frustrado pase de Vargas a cualquier equipo de primer orden. El paso frustrado del Super Pizarro en el Chelsea. la Foquita, que hace años dicen que se iba al Real y sigue en el respetable Schalke.
    Y así.

    • matamosmenos

      PD: Solo para afinar algunas ideas expuestas en mi comentario: recordemos que en el fútbol las cosas no se definen necesariamente por hechos puntuales, sino por tendencias que se dan con el tiempo. Un partido ganado o un título no son siempre medición absoluta de nada. Por ejemplo, se puede alegar contra la mala época futbolística de Colombia la Libertadores del Once Caldas en el 2003, lo mismo que contra la larguísima noche peruana la sudamericana de Cienciano ese mismo año. Pero todos sabemos que esos hechos fueron felices excepciones que en ninguno de los dos casos tuvieron repercusión más adelante. Pero sí se puede atender a tendencias claras, como los puntos ganados por cada país en las últimas diez Libertadores o en las últimas tres eliminatorias (un ejemplo: de los últimos 117 puntos que Perú disputó en las eliminatorias, ganó 33. ¿Da para ser triunfalistas?). Otra: Perú no gana dos partidos oficiales seguidos desde 1999. No me digan que no da que pensar.

  9. José Dellepiane

    Hola a todos

    Rony, debes aceptar que el análisis firmado por Jose Carlos Yrigoyen aporta el hecho de que Markarián se queda en la puerta del horno, además no veo que suma tu comentario.

    Red Ruoge concuerdo contigo sobre que alguna primera plana acerca de la selección en la mula parecieron de jugadores de football, pero de Nintendo.

    Boliviano dice bien, tanto así que luego Reymi Cantuarias ahonda en él, y aumenta lo suyo.

    Para quienes como yo el football (no fulbito) es su deporte, y lo ama, lo lee, lo sueña, y sobre todo lo juega, saben que si el entrenador se equivoca el partido se te hace cuesta arriba, y más en este caso en el que todos, creo,
    convenimos en que los equipos están parejos. Es verdad que los comentarios luego de los partidos sólo parecen decir que: despues de la guerra todos….. Por ello cuando supe que Markarián a pesar de que ya sabía que el mundialista Beausejour jugaría contra nosotros pondría a Reboredo dije que no iba a poder marcarlo y no me equivoqué. En pleno partido contra Ecuador cuando al ver que entraba el excelente Guevara en vez de Lobatón pregunté a Markarián a la distancia ¿Qué estás haciendo hue…? Cómo se lo preguntaría a mi entrenador al ver el problema que se venía. Mi esperanza, luego del buen primer tiempo me decía, y hacía decir en voz alta, que seguro ahora sacaría a Farfán para que entre Ballón o Guisasola, y al final sacaría a Pizarro para que entre Irvin Ávila (o Guisasola de no haberlo puesto antes pensando más en un buen empate), pero no, terminamos en la cancha sin defender el medio campo y con Advíncula jugando entre Oles, y sin un punto, cuando en los diarios nuestro entrenador nos decía que traeríamos un resultado positivo.

    Por ello en el análisis de Yrigoyen valoro lo de que a Markarián se le quema el pan en la puerta del horno. Perú tiene equipo para ganarle a todos contra los que nos tocará jugar, pero no lo logrará si el entrenador sigue cometiendo errores (ya se habían visto contra Panamá y los apunté en su momento, mientras que la gente me miraba como a un envidioso al que no se le van a imprimir billetes con su rostro; de la misma manera que cuando escribía sobre la exagerada medida de Markarián de dejar fuera de toda la eliminatoria a los jugadores por su comportamiento en Panamá).

    Me alegra que lamula haya encargado a Yrigoyen las opiniones sobre la selección pues como en todo se puede discrepar o estar de acuerdo, añadir o quitar, al igual que en el football se puede ganar, empatar o perder, y uno queda satisfecho pues dio lo mejor en el juego.

    Si me pidieran que hable con consecuencia, diría hoy, que
    los jugadores otra vez están por encima de la calidad de
    su entrenador, y que si voy a luchar para clasificar me gustaría hacerlo con uno nuestro, y propondría a alguien que conozca el medio, que tenga el cariño y el respeto de
    nuestro excelentes jugadores, pediría que nos dirija
    Juan Carlos Oblitas.

    He sido consecuente: dejo abierta la polémica.

    Un abrazo

    José Dellepiane

  10. juan carlos

    Buenos dìas. Comparto el diagnòsitco de que el medio peruano -pobre y sin buena estructura- no ayuda a una clasificación. También creo que Markariàn hace lo que puede. No veo mal los comerciales, aunque el de los niños es penoso.

    Sí discrepo en la relevancia que se le da a un apodo que solo marca las diferencias entre los jugadores de Europa y los locales. Pizarro frente a Toñito es un ‘fantático’, creo que el mote busca eso. Es como llamar Superman a Fernández. ¿Alguien cree que vuela o se lanza de los edificios? Hay un aspecto lùdico en los apodos de la prensa deportiva que se da de toda la vida. ¿O el Jet Muñante era efectivamente un Jumbo?

    El apodo no juega. Se pierde por otras cosas. En Quito por las ausencias y algunos fallos puntuales de los jugadores y el propio entrenador.

    Y por ùltimo, José Carlos, creo que eres un poco injusto con los ‘alemanes’, por lo menos con Pîzarro. Èl no le hizo goles solo al Mainz o al 1860 Munich. Tiene muchos goles en Europa, a equipos grandes como Milan, Inter y demàs. Es mas, esta por igualar una marca de Di Stéfano, bùscalo en wikipedia.

    Ah, tambièn es falso que solo jugò un minuto contra Boca en el 2001. Jugò más.

    un abrazo

  11. Reymi Cantuarias

    Amigos de NMM:

    Muchas gracias por la respuesta. Son esas las actitudes que fomentan el debate y le dan sentido a los blogs.

    Todo lo que colocan en ella me parece razonable y atendible, aunque no necesariamente cierto ni libre de las mismas ambigüedades e inexactitudes de las que se acusa a mi comentario.

    Sin ánimo de hacer de esto una charla interminable, solo quiero acotar dos cosas, solo hacer un par de “toquesitos”.

    Primero, que el post no ha tocado médula ni nervio. Yo era de los seguidores de la selección (a hincha no llego, para empezar, porque no me alcanza la paciencia, la curiosidad o la pasión argumentativa para ver, por ejemplo, resultados históricos de la Copa Libertadores y compararlos con la tabla de las Eliminatorias… Me guío por lo que recuerdo haber visto y poco más en mis 29 años de vida, o sea más o menos un cuarto de siglo sufriendo el fútbol peruano… Siento que eso les resta peso a mis opiniones, pero es la verdad) que, dado que no le prende velitas a Markarián ni mucho menos, ni considera que haya fantástico alguno entre los que juegan en la selección, se daba por bien servido con tres puntos de los nueve iniciales en disputa ( yo pensé que la selección sacaba tres empates). Creo que los que se han sentido un poco mortificados, redactores o espontáneos comentaristas, son los que esperaban mucho más. O esperan que haya consenso en torno al “proceso”. A mí me parece lógico y, como ya apunté, en cierto sentido, hasta sano el contrapeso de las opiniones de los que consideran, a raja tabla, que no vamos a llegar a ningún lado con el trabajo que realiza el actual técnico ya sea por nuestra nefasta dirigencia o por su producto, este moribundo campeonato local, o por otras razones mucho menos plausibles, como aquellas que hablan del jugador peruano como “fracasado por naturaleza” o esas otras que citan delirantemente al incanato, etc.

    Con que Perú compita, me doy por bien servido. Y creo que, con altibajos, hasta ahora lo viene haciendo.

    Además, sigo pensando que el punto de quiebre (o de continuidad) es el partido contra Colombia en Lima. No porque, si lo ganamos, estamos en el Mundial. Sino porque lo hemos perdido en los anteriores procesos y esa derrota es quizá la más difícil de sobrellevar y, por ende, la más dolorosa, la que prolonga la agonía de la cual nunca salimos. Espero que esta vez se gane. Creo que es posible. Vamos a ver y nada más. Eso no arreglará el fútbol local. No nos hará potencias de nada ni fantásticos a nadie ni santo a ningún técnico. Pero será un pasito. Algo. Orgullo deportivo. Amor propio. Respeto por la gente que va al estadio. Confirmación de que esta vez, si no se clasifica, al menos se compite. Que es lo que ha dicho Markarián en repetidas oportunidades: vamos a competir… Ese también es un objetivo y bastante loable dado el material con el que se cuenta (pienso en Revoredo, pienso en Vílchez, pienso en Ballón citado como salvavidas, y río).

    Y bueno, también puntualizar que no tengo una lógica personal. Se dice en la respuesta “Según tu lógica, si un jugador de la sexta division de Rumania…”. No digo (lean con más atención) que X no pueda hacer comentarios ni críticas ni que estos sean falsos por el número de dominaditas que pueda hacer. Digo que es ridículo que X salga a hablar. Eso es todo. Y me lo seguirá pareciendo aunque bien pueda yo estar a favor o en contra de sus opiniones. Porque al menos a mí ciertos hechos me parecen ridículos. Y lo es que alguien que no sudó la camiseta de la selección se meta a hablar como bueno, que un fracasado histórico con la selección sea ahora un “fantástico” comentarista… Apreciaciones subjetivas, desde luego, quizá porque yo, en su lugar, trataría de sumar de otra manera o mantener un perfil más bajo… En fin… Se trata de alguien con un chapa de la cual se siente orgulloso (Maestrito… que no dio clases con la blanquirroja, y del que se acusa de haber roto el vestuario en más de una oportunidad… Pelea con Chorri, comentarios con cachita contra Ternero, celos contra Pizarro…) sostenga que otros no pueden recibirla. Contradicción performativa la llaman.

    Y bueno, basta ya con esto de los apelativos. Tema de vendeperiódicos. Creo que en mi comentario quedó claro que en lo medular estoy de acuerdo con esa parte de tu post (yo tampoco veo gente muerta, yo tampoco creo en fantásticos, sino en buenos jugadores que están demostrando que con la selección esta vez el compromiso es más fuerte y que pueden, por qué no, rendir más acá que allá en sus clubes), aunque en líneas generales este me sigue pareciendo un pelín exagerado, un pelín más pesimista de lo que sería útil.

    Adiós y gracias nuevamente por la respuesta.

  12. manuel

    todos queremos que Peru clasifique pero nuestros deseos chocan contra las frias estadisticas ,para complementar los puntos de vista de Jose Carlos Yrigoyen les recomiendo este post de los amigos de arkiv peru , cuarentones orgullosos de haber visto a Peru en los mundiales : http://www.arkivperu.com/blog/?p=9850

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s