¿Qué significa esto?

La literatura hecha entretenimiento: escoja su portada y encuentre el texto correspondiente.

En primer lugar, es una muestra de la lamentable relación que mantiene Eduardo Lavado, editor de la revista Somos, con la cultura. No contento con haber reducido la página de libros a su mínima expresión, ha demostrado este último sábado que para él dedicar un espacio a la literatura es un asunto, más que secundario, inútil. Ni siquiera se dio el trabajo de revisar si las fotos de las carátulas de los libros comentados por Enrique Sánchez Hernani coincidían con los textos. Como tampoco repararon en ello su subeditor, ni sus correctores, ni el encargado del control de calidad, ni los que revisan las pruebas de imprenta. No digo que esto me sorprenda. Nada puede sorprenderme de un individuo que convirtió a una publicación más o menos decente en un fascículo que resulta arduo distinguir de los encartes publicitarios de Saga o Ripley. De un sujeto que prefiere tener entre sus colaboradores a un bufón sin gracia como Carlos Galdós en vez de un joven escritor talentoso como Jeremías Gamboa. De un tipo cuya mayor insignia periodística fue encarnar al patético Correveidile del TV+ de los años noventa. Y ahí está el punto: Somos pasó de ser editda por Sigfrido Letal a ser perpetrada por el Correveidile. Los resultados están a la vista de todos.

Lavado es un editor a la medida de su empleadora, Martha Meier Miró Quesada, preclara representante del analfabetismo reaccionario que hoy domina El Comercio. La misma señora que, con su ecologismo de afiche y su absoluta incapacidad como periodista destruyó el suplemento Dominical y nombró a Fabricio Torres del Águila director de noticias del Canal N (el mismo librepensador al que se le delegó la página digital del diario, aquella a la que no se le escapa el último upskirt de Britney Spears pero que pasa de largo la muerte del gran poeta chileno Gonzalo Rojas, noticia de primera plana en todos los portales virtuales del continente).

Pero lo sucedido con la página de Sánchez Hernani no es solo un indicio de lo que ocurre en El Comercio, sino un síntoma de la prensa limeña en general. Pensemos en la triste realidad de Perú21: su página cultural claudicó hace tiempo en manos de su responsable, un periodista cuyo mayor aporte ha sido contarnos en qué lugar podemos comer el mejor tacu tacu con huevo montado de la ciudad. Detengámonos en la absurda página cultural de La Primera, donde se comentan los libros que les envían en apenas una línea, cuando lo hacen. Veamos la desidia del inimputable director de Correo, diario que, sin verguenza, eliminó hace tiempo todo espacio destinado a reseñar libros o exposiciones. Esta es la realidad. Y eso que todavía no he hablado a profundidad de la calidad de las escasas columnas sobre literatura que todavía circulan. Pero eso será para la próxima semana.

José Carlos Yrigoyen

Advertisements

6 comments

  1. Javier

    Lo de La Primera es una tremenda desilusión, porque los diarios de izquierda tenían antes una tradición de querencia por las artes y las letras (y a veces ese suplemento era lo mejor del periódico). De La República, como sabrás tú, la desidia por consolidar un espacio cultural viene del dedo de Mirko Lauer, un zárevich limeño temeroso que una revista cultural le quite el protagonismo a él y a su argolla. Ahora, el Quehacer tampoco está para reventar cohetes y no es ni la sombra de la gran revista político cultural de los años ochenta.
    ¿Qué nos ha pasado?

  2. I.M.

    Completamente de acuerdo. Recuerdo Somos de hace 15 años y aun extraño la columna de los delirios de Don Delirio, ademas de entrevistas a Tola, y sobre todo la forma de hacer una cronica. Ahora todo es desfiles de modas, le han metido mas “punche” a esa huevada del circo Beat, las caricaturas de AMitena que nod an risa ni asi te hagan cosquillas y la columna de Glados que es recontra insipida. Es cierto, y no se porque, Galdos no da risa (ahora al menos ya no, escribiendo es una madre). El medio pooe la semana tambien es una completa iditez donde mezclan mango con arros (que le apso a paolo guerrero, con lo que le paso al papa, con lo que le paos a lady gaga, no jodan)

    Rescato la columna de Bruno Giuffra

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s